Ahora bien, también debo decir, por enésima vez, que

Ahora bien, también debo decir, por enésima vez, que la vida no es justa. Sólo es más justa que la muerte. Eso es todo.

Scroll to Top